domingo, 22 de diciembre de 2019

Entrevista al pianista Juan José Bernal


ENTREVISTA

"Ha sido una experiencia muy satisfactoria el poder llevar la música de Teresa Carreño al país que la vio brillar y la adoptó como suya"...



Hoy, 22 de diciembre de 2019, se cumplen 166 años del natalicio de Teresa Carreño, quien nació en Caracas en 1853. Para recordarlo quise entrevistar al pianista venezolano Juan José Bernal, intérprete de las composiciones de la artista, sobre su reciente gira y su trabajo con su música. 



¿Háblame de tu más reciente presentación en Alemania? 

Ha sido una experiencia muy satisfactoria el poder llevar la música de Teresa Carreño al país que la vio brillar y la adoptó como suya. En esta ocasión decidí colocar en contexto su vida y la interacción que tuvo con los compositores Johannes Brahms y Franz Liszt, de quienes también interpreté obras importantes.

¿Qué papel jugaron las composiciones de Teresa en el programa ofrecido? 

Ocuparon el papel principal, aunque las obras de Liszt y Brahms también tuvieron un papel importante, estas sirvieron para que el público pudiera observar la influencia que tuvieron en la música de Teresa Carreño.


¿Qué ha significado para ti grabar un disco con la música de Teresa Carreño? 

Una gran satisfacción por ser su admirador desde muy joven y la oportunidad de seguir ahondando en su vida y su música, lo cual es fascinante para todo aquel que intente conocer más de este gran personaje, más que de Venezuela, del mundo.  


¿Cómo ha sido la difusión de esa obra?  

En el momento de su lanzamiento tuvo una gran difusión debido a las altas ventas que registró, entre otras razones, por coincidir con el centenario de su muerte. En solo 2 meses ya estaba agotado. El disco ha sido difundido por varias emisoras de radio de Venezuela además de haber llegado a muchas personas de varios países de Europa cuando los llevo conmigo a mis conciertos.  

¿Tienes pautado grabar un nuevo álbum con el repertorio de Teresa Carreño? 

Así es, a pesar de que el disco “Homenaje a Teresa Carreño” representó un gran aporte en el momento de la conmemoración de los 100 años de su partida física, fue insuficiente su producción para la demanda y el disco no se encuentra actualmente disponible. Este disco cuenta con 15 obras lo que casi pasa la capacidad de un CD compacto en duración. Para un compendio de alrededor de 70 obras editadas de Teresa Carreño, sería un desperdicio no grabar otras de sus obras.  

¿Qué nuevo proyectos tiene para los próximos años en torno a Teresa Carreño? 

Grabar por lo menos dos discos con un sello independiente, uno con las mismas obras del disco anterior y otro(s) con otras de sus composiciones. También colocar material audiovisual en Internet para difundir su obra, y por supuesto contar su vida e interpretar su música en los todos los lugares que la vida me lleve. 

¿Qué le regalarías a Teresa al conmemorarse su natalicio? 

― Si ella viviera en esta época, le regalaría un grabador de audio portátil para que pueda llevarlo a todos lados y registrar sus conciertos, y de esta forma, crear suficiente material que quede para la historia y todos podamos apreciar su talento por generaciones. Si yo viviera en su época, además de mi amistad, le regalaría un cuaderno pentagramado para composición personalizado con su nombre.

miércoles, 18 de diciembre de 2019

Palabras de presentación del libro "Teresa Carreño. Cartas y documentos. 1863-1917"


Por Dayana Rada

Presentar una obra como Teresa Carreño: Cartas y documentos. Compilación documental (1863-1917), implica una satisfacción por la admiración que despertó el conocimiento de la vida y obra de nuestra reconocida pianista, a partir de mi participación en los Talleres de Escritura Creativa, promovidos por el Centro Documental del Teatro Teresa Carreño. Jesús Eloy Gutiérrez compilador de este libro es uno de los responsables de esta admiración, historiador e investigador, que se ha dedicado a divulgar el legado de nuestra diosa del piano más allá de lo que someramente se conoce de ella, y digo someramente porque leer este libro es un descubrimiento de como Teresa logró ganarse el respeto del público, de los artistas y empresarios reconocidos de su época, una mirada a un ser humano excepcional.


Manejó su talento con disciplina y responsabilidad todo ello quedó plasmado en los setenta documentos recopilados por el autor, en su mayoría son cartas escritas en su idioma natal el español, otras traducidas del inglés, alemán y francés, una mujer para quien las diferencias de lenguaje no significaron una barrera, ella usaba el idioma universal de la música. Dejó testimonio a través de la escritura de su sentir con respecto a las circunstancias que la rodeaban en las diferentes etapas de su vida y actividad artística. 

El prólogo escrito por el autor es un agradable preludio al concierto de cartas y documentos que nos mantiene atrapados en un interesante intercambio epistolar, donde se develan anécdotas personales, viajes, conciertos, momentos difíciles y reconocimientos obtenidos para orgullo propio, de su familia, amigos y de nuestro país.
Los documentos están organizados en tres grupos; en el primer apartado se encuentran las Cartas a Antonio Guzmán Blanco. Debido a la amistad que unió a la pianista y al presidente, en este grupo de documentos la firma utilizada fue Teresita, son veintiuna cartas en total. En las mismas se puede evidenciar todo lo que pasó Teresa Carreño para volver a Venezuela tras la petición de Antonio Guzmán Blanco para que ella organizara una temporada de Ópera en Caracas. 


En principio todo estaba bien aspectado para que fuese un éxito, no hubo problemas económicos, agradece gestiones en la aduana por la llegada de los implementos de la compañía de ópera. La primera vez que se hace algo, por lo general tiene implícita la incertidumbre del no saber cuál será su resultado, aunque todo apueste a su éxito siempre existe la posibilidad del fracaso, esto sucedió durante la estadía de Teresa Carreño en la capital. Observa como la sociedad la rechaza por la forma en la que lleva su vida, una muy adelantada para la época, también influye la situación política en torno al presidente. 
Leer las cartas escritas por Teresa es sentir la angustia, la tristeza, la indignación, es vivir la injusticia de la que fue víctima. En varias ocasiones recurrió a la súplica para obtener la ayuda de su amigo quien siempre la apoyó de una u otra forma. En sus cartas se muestra la resistencia de una mujer que sabe lo que vale, que su reconocimiento internacional lo ha conquistado a pulso, pero que paradójicamente en su tierra era boicoteada, desde todos los ámbitos. El resultado fue un enorme fracaso para Teresa y su Compañía de Opera, fue demandada, tuvo que vender sus vestidos y demás objetos para pagar deudas, su piano fue objeto de embargo, gracias a la ayuda monetaria y al apoyo de su amigo Antonio Guzmán Blanco logró salir del país, rumbo a New York ciudad donde iba a iniciar su recuperación económica, luego de lo sucedido en Caracas.
En el segundo apartado de cartas, Teresa Carreño intercambia con respeto y mucha educación hacía los empresarios y agentes que la querían contratar o contrataban para temporadas musicales como concertista de piano. En estos documentos treinta y nueve en total aclaraba términos económicos, fechas para conciertos, hospedaje y demás condiciones; en varias oportunidades tuvo que ser intransigente en cuanto al pago de sus honorarios, no faltaron empresarios que deseaban pagar menos por las presentaciones de la reconocida pianista. También recibió propuestas para tocar una determinada marca de piano, ella tocaba magistralmente por lo tanto necesitaba un buen piano y firmar un contrato de exclusividad era ganancia para ella como músico y para la casa fabricante -el mejor instrumento para la mejor panista-.  
La primera Guerra Mundial fue terrible para todos los que la vivieron, durante ese tiempo Teresa no dejó de tocar, seguía con sus presentaciones porque era el sustento de ella y su familia, vivió muchas contrariedades, del mismo modo disfrutó de grandes y bonitos momentos como la visita a la familia real española, para  realizar conciertos privados en los cuales fue tratada con admiración y respeto, episodio que cuenta en una extensa carta a su amigo el Sr. Cochran. En estos documentos nos encontramos con una pianista solicitada por temporadas completas para dar conciertos en países como Alemania, Holanda, Escocia, Escandinavia, Francia, Inglaterra y muchos más. Teresa recorrió el mundo.

 En el último grupo de documentos se encuentran cartas a la prensa, amigos, conocidos y familiares. Este grupo de documentos consta de diez en total, son cartas breves, puntuales en su contenido, agradece por reconocimientos, regalos, artículos de prensa y demás demostraciones de afecto, escribe carta a unas amigas, amigos y a su esposo Arturo Tagliapietra. Habla sobre su salud y la de su esposo, Teresa no tuvo temor de expresar sus sentimientos y opiniones en su correspondencia.
Para quienes se interesan en el legado de Teresa Carreño este texto es un valioso aporte para conocer más a la mujer que vivió adelantada a su tiempo, es conocer  un ser humano que luchó contra las adversidades de toda índole que pusieron a prueba su temple para mantenerse en el camino que desde niña decidió transitar.  

Escribir de puño y letra tantas cartas y documentos durante años fue fundamental para la consolidación de la Valquiria del piano, el nombre de Teresa Carreño quedó escrito con tinta indeleble en la historia de la música y de la ejecución del piano. Leer esta compilación es descubrir lo que está detrás de cada éxito y cada desventura.

        Estas palabras constituyen una invitación a adentrarse en la fascinante vida de nuestra respetada pianista y  a volvernos entes multiplicadores para dar a conocer su talento artístico. Asimismo es un apoyo y merecido reconocimiento  al trabajo constante y dedicado de Jesús Eloy Gutiérrez, en pro de hacer del dominio colectivo la vida y obra de la artista universal de nuestro país.                  
GRACIAS

Sala de Lectura, Escuela de Historia, Universidad Central de Venezuela, jueves 5 de diciembre de 2019.
Fotos: Leinis Carolina Fajardo                                                                                     

miércoles, 4 de septiembre de 2019

En pre-venta la edición eBook del libro "Para conocer a Teresa Carreño"


NOTA

Ya se encuentra en pre-venta la tercera edición del libro del historiador venezolano Jesús Eloy Gutiérrez Para conocer a Teresa Carreño, en formato ebook. Esta obra editada inicialmente por la Fundación Teresa Carreño en las dos oportunidades anteriores, a partir de ahora adquiere una importancia mayor, gracias a su distribución en todas las regiones donde Amazon tiene presencia y a la edición independiente de su autor.

Para conocer a Teresa Carreño ha tenido una extraordinaria recepción por la crítica y los lectores, motivando que en poco tiempo las ediciones anteriores se hayan agotado. El lanzamiento mundial de la edición eBook Kindle está previsto para el sábado 28 de septiembre de 2019.
Teresa Carreño (1853-1917) fue una venezolana ejemplar que rompió todos los paradigmas de su época. Fue docente, compositora, cantante de ópera y ejecutante del piano reconocida internacionalmente; recibió la admiración de virtuosos músicos contemporáneos como Gottschalk, Rubinstein, Rossini, Liszt, Paderesky y Steinway. También acogió los aplausos de importantes personalidades de la política mundial como Abraham Lincoln, Alfonso XIII, Antonio Guzmán Blanco, príncipes y reyes de diversos países.
Sin embargo, la importancia de su vida y obra, sigue sin ser conocida plenamente. El libro del historiador Gutiérrez en su tercera edición, aporta las coordenadas con las que los lectores podrán apreciar, en amena lectura, sus historias y acercase a esta importante personalidad que requiere ser descubierta, no solo por los venezolanos, sino a nivel global.


¿Qué ha dicho la crítica?

Uno de los caminos a seguir “Para conocer a Teresa Carreño” es la lectura del libro escrito por el historiador e investigador venezolano Jesús Eloy Gutiérrez; es un camino lleno de amor, dedicación y respeto a nuestra consagrada e inmortal pianista. El título de este libro es el más apropiado, simboliza la forma más amena y expedita de adentrarse en la trayectoria artística de una mujer excepcional admirada por todo aquel que tuvo la suerte de conocerla y disfrutar de su talento en vida y para los que nacimos en sucesivas generaciones nos toca descubrirla a través de biografías, anécdotas, sonidos e imágenes”.
Dayana Rada,
Escritora, octubre de 2018

El historiador Jesús Eloy Gutiérrez al remitirnos a su lectura personal de tantas fuentes, muestra la grandeza de Teresa Carreño. Lo escueto del libro de ninguna manera se confunde con trivialidad. Es como un abrebocas de un festín. El primer plato, por su calidad, señala la calidad del banquete”.

Luis Carlos Neves
Escritor, noviembre de 2017

En el libro, en la investigación, que Jesús Eloy Gutiérrez, pone a nuestra disposición, en su segunda edición, y que promete ampliar para darnos un perfil cada vez más completo de la gran venezolana, pianista, mujer y creadora que fue Teresa Carreño, no se olvida nunca esa referencia o necesidad sonora: cada episodio de su vida lleva asociada una banda sonora que Jesús Eloy registra, enumera, comenta, y al final están las referencias con sus pautas rigurosas y documentadas. Eso que el libro no puede hacer: sonar, desgranar sus escalas o acordes, se prepara para que el lector desande un hilo de Ariadna musical que nos lleve de la oscuridad silenciosa del Minotauro a través del laberinto, a la luz de la música de Teresa Carreño, pues nos indica qué escuchar, dónde y cómo. Comparte con nosotros su dedicada, vigilante, incansable investigación”.
Einar Goyo Ponte
Crítico musical, septiembre de 2017

 “El libro de Jesús Eloy Gutiérrez, Para conocer a Teresa Carreño -que hoy alcanza su segunda edición- es siempre bienvenido y muy oportuno para estos propósitos. Ofrece acertadas acotaciones para iniciar una aproximación al conocimiento de la artista. Se trata de una síntesis, muy bien documentada, de sus datos biográficos, sus presentaciones como pianista y su obra musical como compositora, que constituye el punto de partida para un trabajo más completo, que este acucioso investigador realizará en el futuro, tomando como punto de referencia los documentos, partituras y el extenso material bibliográfico de los archivos del Centro Documental del Teatro Teresa Carreño”.


Hugo Álvarez Pifano
Crítico musical, marzo de 2014

Este trabajo del acucioso investigador Jesús Eloy Gutiérrez viene a contribuir con el definitivo descubrimiento de la insigne artista caraqueña, cercada hasta ahora por el afán de mitificación y la apasionada memoria más novelesca que fáctica. Su biografía documentada y objetiva está aún por venir, pero lo que vamos a leer es un excelente punto de partida, una referencia investigativa y documental inexcusable, sobre la cual no solo la biografía sino interesantes trabajos de pesquisa musicológica pueden encontrar su asiento, tal es el rigor y el orden que animan este cuaderno, rico en soportes documentales y en sugerencias temáticas”.
Einar Goyo Ponte
Crítico musical, noviembre de 2003

Un acopio completo de la bibliografía existente en Venezuela sobre la figura de la pianista venezolana es el principal aporte del libro Para conocer a Teresa Carreño”.

Milagros Santana J.
Periodista, El Globo, 16/12/2003


martes, 11 de junio de 2019

Teresa Carreño: Cartas y documentos Compilación documental (1863-1917)


RESEÑA

Por Dayana Rada

Existe un sinfín de personajes históricos dignos de ser conocidos y estudiados en todo su esplendor, entre ellos muchas mujeres a las que hoy en día se les hace justicia mostrando como fue su vida, dándoles merecido reconocimiento a su labor en otrora oculta o menospreciada. Se puede pensar que la vida de nuestra eterna pianista no fue así debido a que ella vivió de su arte, viajó por todo el mundo, mantuvo a su familia y solo la muerte la alejó de su pasión por la música, sin embargo, al estudiar la vida de esta gran mujer comprendemos todo lo que tuvo que pasar para obtener el reconocimiento mundial, este libro es una de las tantas formas de sentir respeto, empatía y hasta sorpresa con la vida y obra de Teresa Carreño.
            Jesús Eloy Gutiérrez es el compilador del libro Teresa Carreño: Cartas y documentos. Complicación documental (1863-1917), editado por La campana sumergida editorial, primera edición año 2018, esta publicación cuenta con la traducción de Kenia Márquez, Edgar Hernández, Yhajaira Flores y Yésika Hernández debido a que Teresa Carreño a parte de su idioma natal el español escribió cartas en inglés, alemán y francés, la corrección de textos estuvo a cargo de Henry Arrayago y Yésika Hernández.
            El libro está estructurado por el prólogo escrito por el compilador, en donde nos ilustra sobre la vida de Teresa Carreño a través sus escritos y experiencia de vida; luego se presenta la lista de cartas enumeradas y la reproducción de las mismas, en ambos casos las epístolas y documentos están separados en tres grupos: I Cartas a Antonio Guzmán Blanco, II Cartas a empresarios y agentes, y III Cartas a la prensa, amigos, conocidos y familiares.

I Cartas a Antonio Guzmán Blanco
Debido a la amistad que unió a la pianista y al presidente, en este grupo de documentos la firma utilizada fue Teresita, son veintiuna cartas en total. En este intercambio epistolar se puede evidenciar todo lo que pasó Teresa Carreño para volver a Venezuela tras la petición de Antonio Guzmán Blanco para que ella organizara una temporada de ópera en Caracas. En principio todo estaba bien aspectado para que fuese un éxito, no hubo problemas económicos, agradece gestiones en la aduana para llegada de los implementos de la compañía de ópera. Todo iba tan bien que aprovecha para enviar el proyecto para un Conservatorio de Música y Escuela Dramática en Venezuela. Una vez instalada en la capital observa como la sociedad la rechaza por la forma en la que lleva su vida, una muy adelantada para la época, también influye la situación política en torno al presidente. Leer las cartas escritas por Teresa es sentir la angustia, la tristeza, la indignación, es vivir la injusticia de la que fue víctima. En varias ocasiones recurrió a la súplica para obtener la ayuda de su amigo -quien siempre la apoyó de una u otra forma-. En sus cartas se muestra la resistencia de una mujer que sabe lo que vale, que su reconocimiento internacional lo ha conquistado a pulso, pero que paradójicamente en su tierra era boicoteada, desde todos los ámbitos. El resultado fue un enorme fracaso para Teresa y su compañía de ópera, fue demandada, tuvo que vender sus vestidos y demás objetos para pagar deudas, su piano fue objeto de embargo, gracias a la ayuda monetaria y al apoyo de su amigo Antonio Guzmán Blanco logró salir del país, rumbo a New York ciudad donde iba a iniciar su recuperación económica, luego de lo sucedido en Caracas.

II Cartas a empresarios y agentes
             En este apartado de cartas Teresa Carreño intercambia con respeto y mucha educación hacía los empresarios y agentes que la querían contratar o contrataban para temporadas musicales como concertista de piano. En estos documentos treinta y nueve en total aclaraba términos económicos, fechas para conciertos, hospedaje y demás condiciones; en varias oportunidades tuvo que ser intransigente en cuanto al pago de sus honorarios, debido a que no faltaba algún empresario que deseaba pagar menos por las presentaciones de la reconocida pianista. También recibió propuestas para tocar una determinada marca de piano, ella tocaba magistralmente por lo tanto necesitaba un buen piano y firmar un contrato de exclusividad era ganancia para ella como músico y para la casa fabricante el mejor instrumento para la mejor panista.  La primera Guerra Mundial fue terrible para todos los que la vivieron, durante ese tiempo Teresa no dejó de tocar, seguía con sus presentaciones porque era el sustento de ella y su familia, vivió muchas contrariedades, del mismo modo disfrutó de grandes y bonitos momentos como la visita realizada a la familia real española, para realizar conciertos privados en los cuales fue tratada con admiración y respeto, episodio que cuenta en una extensa carta a su amigo el señor Cochran. En estos documentos nos encontramos con una pianista solicitada por temporadas completas para dar conciertos en países como Alemania, Holanda, Escocia, Escandinavia, Francia, Inglaterra y muchos más. Teresa recorrió el mundo.


III Cartas a la prensa, amigos, conocidos y familiares.
            Este grupo de documentos consta de diez en total, son cartas breves, puntuales en su contenido, agradece por reconocimientos, regalos, artículos de prensa y demás demostraciones de afecto, escribe carta a unas amigas, amigos y a su esposo Arturo Tagliapietra. Habla sobre su salud y la de su esposo, Teresa no tuvo temor de expresar sus sentimientos y opiniones en su correspondencia.
     Escribir de puño y letras tantas cartas y documentos durante tantos años fue fundamental para la consolidación de la Valquiria del piano, cada epístola es un testimonio de cómo llegó a ocupar el sitial de honor que hoy ostenta en el ámbito musical mundial, el nombre de Teresa Carreño quedó escrito con tinta indeleble en la historia de la música y de la ejecución del piano. Leer esta compilación es descubrir lo que a simple vista no se ve, todo la vivencia de una mujer que a través del trabajo honesto, el aprendizaje constante, el esfuerzo y el amor por la música, no se intimidó ante las adversidades, al contrario buscó las oportunidades en todas y cada una de ellas. Teresa no solo nos obsequió su talento artístico sino su ímpetu para vivir.          

           
Caracas, 09 de junio de 2019


miércoles, 24 de octubre de 2018

Para conocer a Teresa Carreño

Por Dayana Rada
RESEÑA
Uno de los caminos a seguir “Para conocer a Teresa Carreño” es la lectura del libro escrito por el historiador e investigador venezolano Jesús Eloy Gutiérrez; es un camino lleno de amor, dedicación y respeto a nuestra consagrada e inmortal pianista. El título de este libro es el más apropiado, simboliza la forma más amena y expedita de adentrarse en la trayectoria artística de una mujer excepcional admirada por todo aquel que tuvo la suerte de conocerla y disfrutar de su talento en vida y para los que nacimos en sucesivas generaciones nos toca descubrirla a través de biografías, anécdotas, sonidos e imágenes.


Para obtener este conocimiento contamos con la segunda edición realizada por la Fundación Teatro Teresa Carreño en el año 2.016, la cual consta de 1.500 ejemplares. Contiene los prólogos a la segunda y primera edición a cargo de los Críticos musicales Hugo Álvarez Pifano y Einar Goyo Ponte respectivamente. Recorrer el índice despierta el interés por descubrir su vida desde su infancia con Teresita: de niña prodigio a concertista de piano; luego nos hace sentir orgullosos con La Carreño: músico entre los músicos; más a adelante en  De vuelta a Venezuela  nos emociona con el regreso de la pianista consagrada a su querida tierra de infancia; en otro punto nos presenta a La walquiria del piano triunfante en Berlín la capital más exigente de su tiempo para cualquier artista y por último Teresa a través del tiempo en el cual nos evidencia la inmortalidad de nuestra artista universal. Cuenta con nuevo diseño de portada a cargo de Ioana Bunescu; diseño y diagramación a cargo de Gabriel A. Serrano Soto; fotografías,  programas y detalles basados en una extensa fuente documental; esta mejorada segunda edición debe formar parte de la biblioteca de cualquier persona interesada en el ícono femenino de nuestro país.

“Para conocer a Teresa Carreño” es una síntesis escrita de manera excepcional casi mágica por la forma en que logra condesar la vasta información de nuestra pianista. Nos  deja como resultado un corazón lleno de orgullo por una mujer talentosa que gracias a su esfuerzo es reconocida y homenajeada mundialmente como la artista más importante de su tiempo transcurrido entre mediados del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Los invito a descubrir el legado de Teresa Carreño a través del libro de Jesús Eloy Gutiérrez usando como instrumento inspirador su amor por dar a conocer y hacer del dominio general la vida y obra de la mujer más universal de nuestro país.

Caracas, 6 de octubre de 2018


miércoles, 12 de septiembre de 2018

Teresa y el Titanic

Por Dayana Rada

Imaginar cualquier viaje de Teresa Carreño puede ser agotador, una mujer que visitó tantos países, por tantas horas, días, meses, en alta mar envuelta en música, en poesía, en creación.

    Pudo haber sido como cualquier persona que emprende un viaje a otras tierras, lejanas o cercanas, con el mismo idioma o con idioma distinto. Esto para Teresa era secundario, lo que realmente importaba era el destino al cual se dirigía, uno donde la esperaba el reconocimiento, los aplausos, la inmortalidad.
            Me pregunto si nuestra diosa del piano, ¿Recordaría lo sucedido en el Titanic? durante alguna  tormenta en alta mar o alguna avería en cualquiera de los barcos en los que viajaba. Pienso que sí, y sospecho que si la muerte la hubiese visitado en alguna de estas desafortunadas situaciones, ella la hubiese increpado con su carácter y su último deseo hubiese sido tocar, tocar y tocar hasta su suspiro final. No la puedo imaginar de otra manera.

            En el hundimiento del Titanic los músicos tocaron hasta que la naturaleza, la fuerza del mar y la desventura así lo impusieron. Ella moriría como "Romeo" y "Julieta", porque sus días acabarían junto a su fiel compañero el piano, lucharía contra molinos de viento como Don Quijote, hasta que sus dedos no pudieran presionar más las teclas y sus pies los pedales para hacer de cada interpretación algo inolvidable, para quienes la escuchaban. Tocaría hasta que la vida  se lo permitiera.
        Gracias a la Providencia Teresa no viajó en el barco en cuestión; en el año 1912 ella celebraba sus cincuenta años en la escena musical – bodas de oro para un artista- sin embargo en mi fantasía la quiero ubicar ahí, justo cuando se tiene la certeza de la llegada del fin terrenal. La muerte al oírla tocar dudaría en llevársela y en efecto primero preguntaría:  ¿si en el mundo espiritual existe un piano para ella?, ¿si se puede escuchar una interpretación como esa?, ¿si va a poder tocar después de su muerte? 
             La respuesta a estas preguntas sería: No.
 
La muerte decide esperar hasta que termine el concierto de piano, es dueña de su último suspiro, de su cuerpo, de su alma. Pocas veces la muerte, una mujer vencedora al igual que Teresa, duda en llevarse a alguien, con la pianista que escucha hay una gran diferencia, nadie había logrado conmoverla al punto de querer incumplir con su trabajo. Teresa está tranquila porque sabe que en esta o en cualquier vida, siempre estará tocando, en el Aire, en el Fuego, en la Tierra, en el Mar. A cien años de su desaparición física sigue presente en las personas que a nivel mundial conocen su legado musical y su experiencia de vida.
           Caracas, 28 de mayo de 2017

lunes, 30 de julio de 2018

En torno a las cartas de Teresa Carreño

Fragmento del prólogo del libro
Teresa Carreño: cartas y documentos (1863-1917)

Cuando pienso en usted, pobre de usted, quién soy yo para cansarlo con mi mezquindad y su amabilidad y paciencia, lo estoy asfixiando hasta casi obligarlo a perder su precioso tiempo leyendo todos estos temas sin importancia sobre mí de los cuales he escrito, mi conciencia, por tener esa incómoda y pesada carga todavía conmigo.
Teresa Carreño

A los seres humanos los conocemos por sus obras, por sus pensamientos, por las ideas que legaron. Evocar a Teresa Carreño invita a muchas palabras. Su vida novelesca da para hablar y anunciar infinitos juegos de palabras. Además de toda la revolución que implicó su vida sentimental, a su fama lograda en los escenarios del mundo se suman sus composiciones y su libro para la correcta ejecución del piano: Possibilities of Tone Color by Artistic use of Pedals.

Desde temprana edad, además de las sonoridades del piano y sus composiciones, la artista dejó plasmada su huella a través de su palabra escrita. El primer documento del que se tiene referencia es una carta a Carl Zerrahn, que fue publicada en la primera biografía escrita por su discípula Martha Milinowski. Luego, en esa misma obra, se transcriben las máximas que guiaban su joven vida. A saber: aprender para enseñar; no ser malo para conseguir el amor de los demás; tener compasión del malo e intentar no ser como él; los niños para ser buenos deben respetar a sus padres, vivir con Dios, ser siempre buenos y dóciles. Además, deben evitar la envidia, imitar el buen ejemplo, proteger a los ancianos y no ponerse nunca bravos.

Esas ideas de Teresa fueron ganando cuerpo a lo largo de los años; algunas desaparecieron y otras tantas se incorporaron. En diversos medios nos vamos a encontrar esas palabras de Teresa; como por ejemplo en la prensa, cuando concede alguna entrevista. Pero la documentación que mejor nos permite ver la mentalidad de la Carreño, y la forma de actuar en la última etapa de su vida, es la correspondencia personal.


Es lamentable que no se conserve la totalidad de la documentación de Teresa Carreño. En Venezuela se cuenta con las cartas dirigidas a Antonio Guzmán Blanco entre 1886 y 1889, que fueron recogidas anteriormente por el musicólogo José Peñín en la Revista Musical de Venezuela[1], gracias a su pesquisa realizada en la Fundación Boulton. Además, se cuenta también con un conjunto de cartas en diversos idiomas (inglés, francés y alemán), firmadas por la artista, que retratan especialmente su relación los empresarios, amigos, conocidos y familiares, que se conservan en el Archivo Histórico Teresa Carreño, en el teatro del mismo nombre.

Estas cartas que compilamos abarcan el período histórico comprendido entre 1863 y 1917; el mayor número se registra entre 1880 y en la fecha de su muerte. Si analizamos la vida de la artista, es poca la documentación con la que contamos de un personaje que estuvo más de sesenta años en los escenarios del mundo; de esta manera, se evidencia que la tarea de conocerla se nos presenta en forma de un gran reto a la imaginación.

Con lo cual viene a cuento esta idea de Francisco Quevedo: “Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una”. Por lo tanto, cada línea escrita por Teresa Carreño se nos presenta como una gran mina por explotar en esa búsqueda de su comprensión en tanto personaje de la historia universal.

Partiendo de esta realidad, nos propusimos hace unos años preparar una compilación documental con los escritos de Teresa, principalmente sus cartas, como una manera de hacer accesible al público esos documentos, los cuales han permanecidos vírgenes por casi un siglo para los estudiosos de nuestro personaje.

Esa documentación de Teresa Carreño, que vino a Venezuela con motivo de la división de la colección que sobre la artista guardaba el Vassar College de Nueva York, no ha gozado del interés del mundo editorial tanto público como privado.
Las cartas firmadas por Teresa, así como las que ella recibía de infinidad de personalidades, nos pueden dar una visión más acertada del mundo y la realidad de la artista en su época.

En esta primera propuesta editorial se compilan una parte de las cartas firmadas por Teresa Carreño, un total de sesenta documentos, quedando para futuras publicaciones el segundo grupo de cartas; sobre todo las escritas en idioma alemán y las enviadas a Teresa Carreño, que ameritarían nuevos libros.
(…)
La utilización de estas fuentes, hasta los momentos, ha sido escasa en los trabajos que sobre la artista se han escrito; por lo que su publicación, a un largo plazo, debe influir en la reescritura de muchos aspectos de la vida y obra de este personaje. Nuestro objetivo es facilitar el acceso a ellos mediante su edición.

La obra ha sido estructurada en tres partes: en la primera se reúnen las cartas que la artista remitió al general Guzmán Blanco entre 1886 y 1889, firmadas en su gran mayoría como Teresita; en la segunda se recopilan las cartas enviadas a los empresarios entre 1897 y 1916; y finalmente, las cartas destinadas a amigos, conocidos y familiares entre 1863 y 1917. En este grupo, agregamos una selección de correspondencia dirigida a su cuarto esposo, por considerarla de un gran valor informativo sobre los sentimientos de la artista.
 (...)
…aún y en desacuerdo de la guerra me dice que sería una verdadera amabilidad de mi parte dejar de escribir por lo tanto cerraré.
 Teresa Carreño



[1] Caracas, año XIV, Nº 32-33.


La obra fue editada en Polonia por La Campana Sumergida Editorial y está disponible en Amazon en formato tapa blanda y en eBook. 
https://www.amazon.com