miércoles, 23 de marzo de 2016

La hija del Sol: periplo de Teresa Carreño en Venezuela



Por Jesús Eloy Gutiérrez

Doce días antes habían arribado al Puerto de La Guaira en el vapor “Philadelphia” Giovanni Tagliapietra y Manuel Antonio Carreño, esposo y hermano de la artista. Tenían nada menos que la loable tarea de preparar el terreno para la llegada de la artista a su ciudad natal, luego de más de dos décadas de ausencia. La venida de Teresa estaba prevista para el día 15 de octubre de 1885.

Al parecer los emisarios cumplieron con las tareas encomendadas, entre ellas publicitar la imagen de la caraqueña entre los venezolanos, a sabiendas que es muy poco lo que sus connacionales conocían de su carrera en el exterior y por la trascendencia que tenía tal viaje para Teresa. La imagen que se transmite en la prensa de la artista es una imagen de grandeza, digna de admiración por parte de sus compatriotas.

 
La Opinión Nacional, órgano oficial de guzmancismo, fue uno de los primeros en transcribir algunas notas biográficas de la artista y lo hace en estos términos: “Teresita Carreño es hoy la esposa de Tagliapietra, el bien conocido barítono. Teresita es también cantatriz; ha cantado en la ópera italiana con la Tierjens en Londres y también en Nueva York, donde tuvo un gran éxito en el papel de Zerlina en Don Giovanni”.

Otro diario que se hace eco de materiales alusivos a la artista es El Siglo, que publica un artículo traducido del Chicago Music and Drama, donde el escritor se refiere a Teresa Carreño como la “hija del Sol”. Se lee, entre otras cosas: “Qué clase de pianista es Teresa Carreño, me preguntáis? O contesto: es una de las más grandes artistas de la época. No enteramente madura todavía…Su ejecución es grandiosa; su dedeo el más poderoso que he visto en un mujer. Su pianísimo precioso; su acento firme, su cantabile el de una artista de nacimiento”. Por eso: “sólo puedo decir que prefiero oírla a cualquier otro pianista de los que conozco”.

Por su parte el Diario Aviso, unos días antes del retorno la anunciaba así: “nuestra eminente compatriota, la renombrada artista Teresa Carreño, quien después de una larguísima ausencia, tornará al seno de su amada patria en el vapor Caracas que hará arribo a mediados del mes en curso”.

La propia artista un día después de su llegada publicaba una emotiva carta en la prensa de la capital y entre otras cosas saludaba “a la ilustrada prensa de Caracas, a la Junta de recepción, a los miembros del Club Bolívar y demás personas de quienes he recibido inequívocas muestras de estimación; y muy especialmente del Presidente de la República Benemérito general Joaquín Crespo”.

Pero no sólo de lo ocurrido en Caracas se registraron crónicas periodísticas. Como sabemos, Teresita luego de sus dos primeros conciertos en la capital, ofreció conciertos en La Guaira, Puerto Cabello, Valencia, Ciudad Bolívar, Trinidad y Curazao. El mismo periódico La Opinión Nacional, al referirse a esta gira unos días antes dice: “Auguramos a la célebre Teresa Carreño en la ciudades que en breve visitará, los mismos triunfos que con merecida justicia ha conquistado de los caraqueños”.
En la revista  valenciana La Primera Piedra se lee que se rindió un homenaje de respeto y admiración a la célebre Teresita Carreño. Con ese talante y esa finura que tanto la distinguen, nos recibió la simpática reina del teclado”. Una buena prensa acompañó a la venezolana universal en estos primeros meses en su ciudad natal.
Publicar un comentario